Colchón Poligón Millenium

  • Colchón de muelles de tecnología Bonnell acolchado con viscolástica Viscotermic de última generación.
  • Caras de invierno y verano
  • Antiácaros

Más detalles

310,50€ IVA incluido

-25%

414,00€ IVA incluido

  • Sin retirada de colchón usado
  • Retirada GRATIS de colchón usado

Información

Grado de confortColchón Duro
Garantía2 años
Plazo de entregaEntre 5 y 15 días hábiles
EnvíoPor equipo de montadores, con subida a piso y retirada de embalajes incluidos
Gastos de envíoIncluidos
Retirada de usadoPodemos retirar GRATIS tu viejo colchón usado si lo seleccionas en las opciones del pedido

Características

Colchón de muelles POLIGÓN MILLENIUM

  • Bloque de muelles Bonnell bicónicos de acero templado de 2,3 mm tratados térmicamente y con varilla perimetral estabilizadora de acero.
  • Altura total 27 cm.
  • Carenado de contorno en placas de poliuretano que proporcionan firmeza y estabilidad en el perímetro del colchón.
  • Acolchado con viscoelástica Viscotermic de última generación con nanopartículas de PCM con cambio de fase. Aportan amoldabilidad al cuerpo y evitan puntos de presión a la vez que regulan la temperatura y mejoran la transpiración
  • Incorpora espumaciones Biocell y Biocell firme.
  • Tejido Strech Luxe en la cara de invierno, de alta calidad y gran elasticidad, fabricado con viscosa natural.
  • Tejido Thermofress en la cara de verano, crea una capa de aire entre el cuerpo y el colchón, regulando la temperatura.
  • Bandas de poliuretano de refuerzo en la zona lumbar.
  • Dispone de válvulas de aireación que facilitan la transpiración y oxigenación del colchón.
  • Antiácaros.
  • Colchón reversible, con dos opciones de descanso: invierno y verano.
  • Certificados Oeko Tex, los tejidos en contacto con la piel no contienen sustancias nocivas para la salud.
  • Grado de confort: Adaptabilidad baja (2/5) --> Colchón duro.


adaptabilidad3.png      firmeza3.png

Consejos del experto:

  • El colchón debe ser firme y recto para sujetar nuestro peso sin deformarse, pero lo suficientemente adaptable a las formas del cuerpo para que se reduzcan los puntos de presión sobre el mismo.
  • En la construcción de un colchón intervienen dos partes diferenciadas: .
    • El núcleo central o zona de soporte: nos proporciona la firmeza (capacidad del colchón para soportar el peso de nuestro cuerpo sin deformarse).
    • Las capas externas o zona de confort: nos proporciona la adaptabilidad (capacidad de amoldamiento de la superficie del colchón a las formas de nuestro cuerpo).
  • Mayor adaptabilidad implica menor necesidad de moverse durante la noche, mejorando la calidad del descanso.
  • Una persona de mayor peso debería optar por un colchón de mayor firmeza en el núcleo y menor adaptabilidad en la capa de confort (se hundirá menos).
  • No confundir firmeza con dureza, la firmeza nos la aporta el núcleo del colchón y la dureza que apreciamos al tumbarnos en él está más influenciada con la menor adaptabilidad de la zona de confort.

Complementos